Centro de Naturología Holística; Fuengirola (Málaga) 2012

  • c-blogger

Pasado y Conciencia

Todo el vibrante pasado de millones de años del que provenimos y su Naturaleza Virgen, no es una idea o un concepto, no es algo que ya hizo su labor para formarnos y traernos vivos hasta aquí, hasta el Presente. Ese pasado y su Naturaleza viven tanto dentro, como entre nosotros, vivos como el primer día, nutriéndonos desde nuestras raíces más primitivas, mimándonos con cariño de madre en nuestra evolución. Miremos por donde miremos  los podemos  ver, los podemos  sentir.

Esa Naturaleza, que el tiempo lleva en su interior, aún sigue dando forma a la vida tal y como lo hizo desde el principio. Aún se sigue formando vida en las aguas por la exposición a la luz, y aún en el interior de nuestros cuerpos gran parte de nuestra microbiología evoluciona mutando, la Tierra sigue generando vida en todas sus formas, tal y como lo hizo en sus principios. 

Cuando vemos  un cocodrilo o un mono, estamos viendo parte de nuestro propio pasado vivo, evolucionando. Forman parte de la vida que hace millones de años pisó la Tierra para que hoy estemos aquí.  La podemos observar, podemos observar nuestro pasado vivo, fuera de nosotros. Convivimos juntos, nos podemos reconocer en ellos, sus emociones nos pertenecen, las compartimos.

Podemos pensar que el Bautizo es una forma simbólica de vivir  la vuelta al agua, al origen donde comenzó la Vida, al comienzo de los tiempos, a la pureza de nuestra Naturaleza. No pienso que sirva en realidad para limpiar nuestra alma, ya que el Creador nos hizo a su Imagen y semejanza, inocentes, y por consiguiente sin la necesidad de lavar ningún pecado. 

Inocentes por la pureza de la Unión de nuestra Naturaleza Virgen que nos llega desde nuestro pasado, y la Conciencia Pura que nos Ilumina y nos llama desde el Futuro.

Igualmente pienso que la mujer embarazada es una mujer Virgen, no creo que pierda su virginidad como nos cuentan, mi más profundo convencimiento y sentido común me dicen que el acto de la maternidad en su Misterio y Origen.... la purifica. La Virgen nace de la Pureza de ese contacto, de esa transformación, la Virginidad nace en la mujer al ser tocada en su vientre por el Creador, y gestar así Su Hijo. 

Jesús de Nazaret vino a contárnoslo con su Vida y sus Palabras: “Todos somos Hijos del Creador”, y a cada uno nos corresponde hacernos Hombres, como se nos mostró. Todos nacemos  de un acto de virginidad, todos somos tocados por el mismo Creador, quizás no nos atrevamos a ser quiénes somos “Hijos de Dios hechos Hombres”, pero eso no quita que lo seamos. No nacemos de un pecado ni con un pecado, por eso el sentido del bautizo no es limpiarnos del pecado, sino simplemente recordarnos de dónde venimos, y unir esa alma a la pureza de nuestro Origen, con Conciencia.